Sin riego no hay almendras

Sin riego no hay almendras

Necesidades de agua de riego del almendro 

Aunque el almendro es una especie que puede sobrevivir fácilmente a condiciones de estrés y déficit hídrico, presenta una respuesta líneal a la disponibilidad de agua. 

Fuente: http://www.innovagri.es/investigacion-desarrollo-inovacion/gestion-del-riego-y-potencialidad-productiva-del-almendro.html

Investigadores de la Universidad de Córdoba (España) y de la Universidad de David (California) han determinado que para que el cultivo de almendro ofrezca su rendimiento máximo, es decir, 4.000 kilos de almendra por hectárea, se necesitan 12.500 metros cúbicos por hectárea (m3/ha) en el Sur del Valle de San Joaquín, una zona de clima muy similar al Valle del Guadalquivir pero con mucha menos lluvia anual (100mm). Mediante este estudio podríamos apuntar que en Andalucía al disponer de una mayor precipitación y suelos con mayor capacidad de retención de agua estas necesidades de agua se reducen significativamente. Por ejemplo, en años con precipitaciones medias de 600 mm podríamos afirmar que para conseguir un rendimiento máximo en almendro necesitaríamos 5000 m3/ha menos que en Estados Unidos por lo que tendríamos unas necesidades máximas de 7.500 m3/ha. Aunque esto se puede considerar una ventaja con respecto a California, la realidad es que en España no se dispone fácilmente de 7.500 m3/ha mientras que en California nadie plantaría almendro en una finca que tuviera esta cantidad de agua ya que no es suficiente sin precipitaciones para mantener un nivel de producción máxima que es lo que se busca.