Se está produciendo una revolución en el cultivo del almendro, motivado por el alto precio de las producciones (6-7 €/kg de pepita). Los nuevos avances en investigación (Nuevas variedades autofértiles de floración tardía y con patrones específicos) y el ejemplo de plantaciones intensivas y de gran éxito como las implantadas en California han hecho que  el cultivo haya pasado de ser considerado un cultivo marginal con una producción media de 150 kg de pepita/ha a ser concebido como un frutal cuya producción en condiciones óptimas puede alcanzar los 2.000-2.500 kg de pepita/ha.

En la siguiente tabla se presentan las ventajas e inconvenientes de la plantación de almendro en modelos intensivos (300-900 plantas/ha) y superintensivos seto (1800-2500 plantas/ha).

Tabla 1. Ventajas e inconvenientes de los diferentes sistemas de plantación estudiados en Almendro

Parámetro

Almendro

Intensivo de alta densidad

Superintensivo

Marco

6x4

3,5 x 1,25

Densidad

417 plantas/ha

2285 plantas/ha

Precocidad

Alta

Muy alta

Producción media

2.000-2.500 kg/ha

2.000 kg/ha

Longevidad

25 años

Más 6 años

Poda

Mecanizada y ayuda manual

Mecanizada y ayuda manual

Recolección

Cosechadora cabalgante con vibrador (Tenias)

Derribo al suelo con vibrador de troncos sobre lonas o recogida con barredoras

Cosechadora cabalgante (New Holland)

Patrón

Rootpac-R, GF y Garnen

Rootpac 20

  

Fig. 1. Almendro intensivo                                                                                    Fig 2. Almendro superintensivo

En el almendro se desconoce la longevidad de las plantaciones superintensivas y al contrario que ocurre en el olivar los costes de recolección no permiten decantarse entre uno u otro sistema. Además, el mayor vigor del almendro hace que sea arriesgado plantear una gran superficie en este sistema en nuestras condiciones.