Menú Cerrar

El Cannabis según la AEMPS

El Cannabis (Cannabis sativa L. ) contiene sustancias sometidas a fiscalización, esto es, las sumidades floridas y extractos de Cannabis con alto contenido tetrahidrocannabinol (THC) o cannabidiol (CBD) son sustancias controladas bajo autorización de la AEMPS.

De acuerdo con la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes (en adelante, CU de 1961), firmada y ratificada por España el 3 de febrero de 1966, y la Ley 17/1967, de 8 de abril, por la que se actualizan las normas vigentes sobre estupefacientes, y adaptándolas a lo establecido en el convenio de 1961 de las Naciones Unidas se entiende como «estupefaciente» cualquiera de las sustancias incluidas en las listas I y II, naturales o sintéticas, anexas a la citada Convención.

La CU de 1961 define Cannabis como «las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de la cannabis (a excepción de las semillas y de las hojas no unidas a las sumidades) de las cuales no se ha extraído la resina, cualquiera que sea el nombre con que se las designe». Comúnmente a las sumidades floridas se las denomina «cogollos».

El Cannabis, se encuentra incluido en la lista I de la citada Convención por lo que tiene la consideración de estupefaciente, y su producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión debe limitarse a fines médicos y científicos (artículo 4 c de la CU de 1961).

Además, el Cannabis se encuentra incluido en la lista IV de la CU de 1961 por lo que tiene la consideración de artículo o género prohibido, y en consecuencia no puede ser objeto de producción, fabricación, tráfico, posesión o uso con excepción de las cantidades necesarias para la investigación médica y científica, tal y como prevé en el articulo 2.5b) de la CU de 1961 y, en el ámbito nacional, en el artículo 2º.2 de la Ley 17/1967, de 8 de abril.

El cultivo de la planta de Cannabis, se encuentra igualmente regulado tanto en la CU de 1961 (artículo 28) como en la Ley 17/1967, de 8 de abril (artículo séptimo y octavo). Si bien lo establecido al respecto en ambas legislaciones no será de aplicación al cultivo de la planta de Cannabis destinado exclusivamente a fines industriales, es decir, aquellos cuyo destino sea la producción de fibra y semillas.

Con a la legislación anteriormente expuesta, los cultivos de plantas de Cannabis requieren de autorización previa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (en adelante, AEMPS). Esta autorización es preceptiva si la finalidad de estos cultivos no es el cultivo industrial de cáñamo (obtención de fibra o semillas), incluso cuando se empleen semillas certificadas de variedades inscritas en el Catálogo común de variedades de especies de plantas agrícolas de la Unión Europea en el que únicamente figuran las variedades de Cannabis de bajo contenido en tetrahidrocannabinol (THC 0,2%).

Los requisitos y actuaciones requeridas para autorizar cultivos de plantas para la producción de estupefacientes, caso del Cannabis, son los establecidos en la Ley 17/1967, de 8 de abril y en la
Orden de 7 de mayo de 1963 por la que se dictan normas para el cultivo de las plantas medicinales relacionadas con los estupefacientes

AEMPS. Ver página.

La proliferación de agentes intermediarios que ofertan a los agricultores la compra de cáñamo bajo una cierta apariencia de legalidad y con unas condiciones económicas muy atractivas a primera vista, puede tener unas consecuencias incluso penales, donde los riesgos superan con mucho a las expectativas de beneficio.

Consejería de Agricultura, Ganadería. Pesca y Desarrollo Sostenible. Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera. Ver documento.

Obtención de licencia de cultivo

El cultivo del cannabis para un fin distinto al de la obtención de fibras pasa por la obtención de una licencia de cultivo. Teniendo en cuenta la finalidad de los cultivos de las plantas de Cannabis, la AEMPS concede:

1. Autorización para el cultivo de plantas de Cannabis con fines de investigación, como por ejemplo para la obtención de variedades o semillas de Cannabis con utilidad terapéutica o bien para la investigación de las propiedades físicas y/o farmacológicas, entre otras, del Cannabis y sus productos. Información y documentación básica a remitir.La autorización se concederá, en su caso, para un año, si bien, previa solicitud, dicha autorización puede ser renovada anualmente hasta la finalización del proyecto.

2. Autorización para el cultivo de plantas de Cannabis con fines médicos y científicosInformación y documentación básica a remitir.Además, para la ejecución efectiva de cultivos de plantas de Cannabis, las personas naturales o jurídicas que dispongan de esta autorización deberán solicitar a la AEMPS Autorización anual de superficie total y de parcelas para el cultivo de plantas de Cannabis: la AEMPS emitirá anualmente la correspondiente autorización para la superficie total de terreno que se proyecta cultivar y, en su caso, las autorizaciones individualizadas para cada parcela de cultivo. Información y documentación básica a remitir.

AEMPS. Ver página.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *